Aspirantes Idiomas inglés

¿CÓMO ME PREPARO PARA LA PRODUCCIÓN ESCRITA DEL EXAMEN?

Una de las partes más temidas y odiadas de los exámenes de idiomas es cuando hay que escribir un texto. Esto le pasa a varias personas porque, por lo general, se bloquean y sienten la “laguna en blanco”. La mayoría le echa la culpa a no saber qué escribir en cuanto al tema, pero en mi opinión el problema principal es que en realidad no saben cómo escribir. Cuando era chica, odiaba las compositions y quería que la experiencia se terminara lo antes posible. Así que mi método era ir contando las palabras y dejar de escribir cuando llegaba a la cantidad mínima permitida. Obviamente esta técnica de ir agregando palabras con el sólo criterio de la cantidad impuesta no es recomendable.

En esta entrada te voy a dar algunas recomendaciones para que te vaya mejor en el writing (como le decimos en inglés) del examen de lengua extranjera. Aclaro que esta entrada está especialmente dirigida a los aspirantes al Lenguas Vivas “Juan Ramón Fernández”, en particular a los que van a rendir el examen de inglés, pero los consejos generales le sirven a cualquiera que necesite mejorar la producción escrita en lengua extranjera.

En general, estar familiarizados con el formato de examen es clave para garantizar un buen resultado y, de igual manera, conocer las estructuras básicas de los textos asegura que nuestra escritura sea adecuada.

Leé la consigna

Para saber qué tenés que escribir es necesario que leas la consigna. Una esperaría que alguien que quiere ser traductor o docente lea las consignas, pero probablemente muchos de los que se anotan todavía estén en “modo alumno” y no lo hagan. Este mal hábito es producto de algo que es positivo en cierta medida. Cuando no leemos la consigna es porque estamos automatizados y la pasamos de largo. Esto es posible sólo si estamos familiarizados con el formato de examen, lo cual es clave para garantizar un buen resultado.

El tamaño importa

En la consigna se especifica la cantidad de palabras que tenés que escribir. Si justo escribiste dos o tres palabras de más o de menos, no te estreses porque no pasa nada, pero tené en cuenta que lo ideal es mantenerse dentro de esos parámetros. Para asegurarte de escribir la cantidad de palabras requerida, lo mejor es tener una imagen mental de cómo se debería ver el texto. De esta manera, ya sabés que estás cumpliendo con la cantidad sin andar contando a cada rato y podés concentrarte en el contenido.

Para llegar al examen con la imagen mental, vas a tener que hacer algunas cuentas antes. La idea es que sepas más o menos cuántas palabras representa aproximadamente un renglón con tu letra. Por ejemplo, en mi caso escribo 10 palabras por renglón. En los exámenes de inglés veo que exigen un texto de una extensión de entre 250 y 300 palabras. Así que si hacemos la división, yo tendría que escribir entre 25 y 30 renglones en total. Ahora, la imagen visual debería estar dividida en párrafos.

 

Organizá bien el texto

La organización del texto la tenés que tener en cuenta no sólo porque es uno de los aspectos a evaluar por los examinadores, sino porque es una gran ayuda al momento de tener que escribir. En general, deberías tener una párrafo para la introducción, los párrafos del desarrollo, y un párrafo para la conclusión.

Si tu desarrollo tiene 3 párrafos, deberías hacerlos de no menos de 50 palabras (5 renglones en mi caso). El tema es que la introducción a veces es de dos o tres oraciones. En ese caso, deberías hacer párrafos de más de 50 palabras u optar por hacer más de 3 párrafos en el desarrollo. Eso depende de lo que tengas para decir porque cada párrafo corresponde a una idea principal.

Antes de ponerte a escribir

Entonces ahora cuando llegues al examen ya tenés una imagen mental de cómo se va a ver tu texto y no tenés que preocuparte mucho por contar las palabras. Esto no quiere decir que ya puedas ponerte a escribir: Primero tenés que hacer un plan. En el plan, vas a hacer un esquema de qué cosas vas a incluir en cada párrafo. El esquema va a depender del tipo de texto que elijas, pero en todos los casos vas a usar ese esqueleto o plantilla para generar ideas y organizarlas. De esta forma te asegurás de que tu texto sea coherente. Te aseguro que con esto sumás muchos puntos. Al menos en inglés, los profes somos medio obse con la organización del texto. Obviamente no te olvides de respetar la consigna.

El formato es lo primero

Básicamente hay distintos tipos de textos y cada uno tiene una estructura. Como te estás preparando para un examen, lo más conveniente es que analices los modelos de examen y te fijes qué tipos de textos te pueden llegar a pedir. Yo me fijé los de inglés y los tipos de texto que suelen pedir son:

  • opinion article
  • story
  • email to a friend

Tené en cuenta esto:

Me comentó una profesora que prepara hace bastante que suelen pedir essay o article, letter to the editor, o mails formales. Así que por las dudas fijate esos formatos en libros de preparación para el FCE.

Opinion article

En mi caso, el opinion article me parece el más fácil de escribir porque tiene una estructura muy obvia. La estructura del opinion article es exactamente como la imagen que compartí más arriba: introducción, desarrollo y conclusión. Así, bien marcado. En la introducción hay que ir de lo más generala lo más particular, y en la conclusión de los más particular a lo más general. Acá muestro el ejemplo visual que pone L.G. (anotense con él en primer año):

En la consigna te dan puntos a desarrollar que pueden servir como ideas centrales de los párrafos del desarrollo. La idea central de cada párrafo suele estar en la primera oración (googleá topic sentence), y las demás oraciones van a acompañar esta idea central, para dar ejemplos o argumentos. El mismo formato se replica a nivel macro: cada párrafo del desarrollo está dando una razón a la idea central del texto que anticipaste en la introducción (que tiene que estar relacionada con el título que te dan). Después en la conclusión tenés que resumir tus ideas y repetir tu punto de vista usando palabras diferentes. Sería como un paraphrasing de la introducción, mencionando muy por arriba las ideas centrales del desarrollo.

Como ves, en el modelo de examen 2015 ya te dan las ideas principales. Obviamente los puntos son opcionales, si se te ocurre otra cosa relacionada al título, dale para delante. Pero si sos como yo y no se te cae una idea, ya sabés que la introducción tiene que presentar lo que resume el título y anticipar las ideas del desarrollo. Al desarrollo lo tenés que organizar en párrafos con una idea cada uno, así que los puntos que te sugieren te vienen re bien. Yo hice este esquema libre para que las ideas que surjan de forma ordenada, pero también podés hacer un mapa mental.

Story

Es medio obvio decirlo, pero tenés que pensar en el elemento central de las historias: pasa algo. Hubo algún tipo de problema o tensión y algún tipo de resolución. Por ejemplo, en el 2015 pidieron que escriban una historia titulada “The day technology saved my life”. Para que la tecnología salve tu vida, tu vida tuvo que estar en peligro en algún momento: ese es el problema. Así que primero tenés que pensar cómo tu vida estuvo en peligro, y después en la resolución, que es cómo la tecnología salvó tu vida. Así que en el título ya tenés lo más importante de la historia: el problema y el desenlace. Ahora te falta pensar en las acciones que te llevaron a encontrarte con ese problema, y en las que le dieron un fin (en este caso feliz, pero podría ser lo contrario). Cuando escribís la conclusión, es bueno que pongas algún tipo de descripción de tus sentimientos u opiniones respecto a esa experiencia así el final no es tan abrupto. Tampoco tenés que olvidarte de la introducción, como se titula “el día que…” podrías comenzar por describirlo. En general se menciona dónde es, cuándo y con quién. Generalmente se le da énfasis a alguna descripción. Por ejemplo, si lo que te llevó a poner en riesgo tu vida tenía que ver con el clima, lo describís. Si tiene que ver con alguna discusión con otro personaje, describís tu relación con ese personaje. Si justo era en una zona desértica, aclarás que no había gente, ni comida ni agua.

Email

Con este tipo de textos pasa algo extraño. Se supone que tiene que ser el más fácil porque es informal, pero las generaciones más jóvenes ya no están tan acostumbradas a mandar mails. Como examinadora en algunos exámenes, los chicos me han preguntado qué onda donde dice “asunto”, si hay que completarlo o no. Les pregunto qué hacen cuando mandan un mail y me contestan que nunca mandaron un mail. Yo me quedo impactada. A ver, en mi época no existían las redes sociales y mucho menos celulares con internet. Para mí lo más común era mandarme mails con mis amigas una vez por semana (porque tampoco era común que la gente tuviera internet así de fácil). Antes de ponerme a hablar del dial-up y los “cybers”, mejor repasemos la estructura de este tipo de texto:

Primero viene el saludo (Dear Pepita, o Hi Pepita!) y abajo escribir el primer párrafo. En este párrafo deberías contestarle algo del mail anterior ficticio o referirte a alguna comunicación anterior. Por ejemplo, podrías empezar con: “Perdoná que colgué en responder, pero estaba estresada porque tenía que entregar mi primer trabajo en la facu. Por suerte ya lo terminé y lo acabo de entregar. Internet me ayudó muchísimo… ”.

En los siguientes párrafos tenés que desarrollar lo que sea que te piden en la consigna.

Al final, acordate de cerrar el mail de alguna manera. Podés preguntarle cómo anda, pedirle que te envie otro mail o coordinar para juntarse. Abajo de ese párrafo final, le tenés que poner un closing statement (Kisses/ Take care), y abajo ponés tu nombre.

Parece fácil, pero para los que no mandan mails no es tan obvio. Si googlean “FCE informal email”, van a encontrar bastante material.

A escribir

Ahora sólo te falta completar este esquema con las ideas que van a ir surgiendo de forma ordenada. Sigue siendo un esfuerzo pensar qué escribir, pero de esta forma es mucho más fácil y te asegurás de cumplir con la consigna. No te olvides que te podés inspirar en el texto de comprensión escrita porque siempre tratan de que el reading y el writing tengan un mismo tema. Cuando digo “inspirar”, no me refiero a copiar frases enteras, pero sí podés usar el mismo vocabulario y fijarte las collocations.

Estar preparado

Tener las “plantillas mentales” a mano no sólo te ayuda a organizar y generar ideas, sino que te asegura que estás haciendo lo que se espera de vos en el examen. El día que rindas vas a poder elegir la opción que más te convenga según tu criterio, pero igualmente mi recomendación es que practiques y escribas todos los tipos de texto que te pueden llegar a pedir. Escribí todo lo que puedas, así el día del examen estás más segura y tranquila.

En general, uno le teme a lo que no conoce, así que te recomiendo que leas bastante, en especial essays y opinion articles. Esto te va a servir no sólo para acostumbrarte al formato y sacar ideas en cuanto a temas, sino para ir adquiriendo vocabulario. Los temas suelen ser sobre conocimiento general y educación, como por ejemplo: bullying. Googleá tips, frases, estructuras y ejemplos para el Writing. Por último, no te olvides de los conectores (linkers).

Si estás practicando con los modelos de examen y querés compartir los textos que escribiste, mandame un mensaje privado por instagram o compartí el link acá abajo en los comentarios.

Invitame un café en cafecito.app 

[carousel_slide id=’346′]

Agustina La Porta

Directora fundadora
Estudiante del profesorado en inglés para la enseñanza en el Nivel Medio y Superior en el I.E.S. en Lenguas Vivas "Juan Ramón Fernández".
Interina en escuela primaria plurilingüe (GCBA).
Dictado de clases de inglés por videoconferencia a través de Zoom.
Mi Telegram es @educacionylenguas y mi mail: alaporta@educacionylenguas.com

https://www.linkedin.com/in/agustinalaporta/
Back To Top