#NuestrosProfesorados Enseñar Laboral Profesorado general

7 razones anotarte para trabajar en el estado AHORA

Jubilación

Tal vez pienses que sos muy joven para pensar en la jubilación, pero NO. Nunca es muy pronto para pensar en tu jubilación. Así que seguí leyendo. Es por tu bien.

Si trabajás en el estado o si tenés horas programáticas en un colegio privado (estás en el POF, planta orgánica funcional), entonces estás aportando según la ley 24016. Esto significa que te van a pagar el 82% móvil de la remuneración cuando estés jubilada. Sabroso, ¿no?

Ahora, el problema es que cuando los docentes de idiomas trabajan en escuelas privadas, la mayoría de las veces tienen horas extraprogramáticas. ¿Qué significa esto? Que son horas que la escuela pone porque tiene ganas, pero no son horas “oficiales” (obligatorias por el Ministerio de Educación). Como no pertenecen a la educación formal, el pago suele ser menor. Algunos colegios compensan y pagan un plus. Por esta razón tal vez te parezca que ganás mucho, pero no estás aportando para tu jubilación como docente, sino que estás aportando como un empleado común. ¿Te parece tener que trabajar como docente para después jubilarte como un simple mortal?

Sueldo y puntaje

Otro aspecto importante a considerar es la antigüedad. La antigüedad te sirve para ir cobrando más cada año que pasa con el mismo empleador. Existe antigüedad para los extraprogramáticos, pero solo suma en ese colegio y para las horas extraprogramáticas. Después si querés ir a trabajar a otro colegio o al Estado, no vas a poder transferir esa antigüedad. Si trabajás en cualquiera de las escuelas estatales de CABA, vas a ir sumando antigüedad con el GCBA (mismo empleador). Como con el tema de la jubilación, las horas curriculares trabajadas en privado sirven para transferirlas a tus cargos en estatal. (Las extraprogramáticas son caca.)

El tema es que la antigüedad también sirve para sumar puntaje. Como la asignación de cargos en escuelas estatales es por órden de mérito, cuanto más puntaje tengas, más oportunidades vas a tener de elegir cargos y conseguirlos. Imaginate trabajar 5, 10, 20 años como extracurricular y después querer pasarte al Estado. No vas a tener el puntaje necesario para tener prioridad en la asignación de cargos y tu experiencia laboral y esfuerzo a lo largo de los años no va a ser retribuida.

Cuenta en dólares sin costo de mantenimiento

¿Sabías que si trabajás para el GCBA te abren una cuenta en el Banco Ciudad? Esto incluye una cuenta en dólares sin costo de mantenimiento. En el contexto actual de inflación/devaluación del peso argentino, tener una cuenta en dólares es una buena forma de preservar tus ahorros. Y más si querés ir a hacer un posgrado al exterior como yo. Ahorrar en dólares es necesario si querés hacer un viaje al exterior, comprar una vivienda, o no quedar en la lona. Les juro que odio decir que hay que ahorrar en dólares y no en pesos, pero esta es la realidad que nos toca.

Diseños curriculares y leyes

Se supone que uno no puede ir y enseñar como si no existiera un marco normativo. Existen leyes nacionales y jurisdiccionales, diseños curriculares, reglamentos escolares, estatutos docentes y otro tipo de normas. Estas reglas están disponibles en internet y son iguales para todas las escuelas (de gestión estatal o privada), más allá de la especificidad de cada nivel y modalidad. Las leyes nos orientan y nos protegen. Además los diseños curriculares suelen ser una masa. Nos iría mucho mejor si los pusiéramos realmente en práctica. Pero por alguna extraña razón, las coordinadoras de los colegios privados suelen ignorarlos por completo. Estaría buenísimo que toda la normativa se aplique más allá de cumplir con formalidades burocráticas para tener a la inspectora contenta.

Libertad de expresión

Relacionado con el punto anterior, está la libertad de expresión. ¿Por qué lo relaciono? Bueno, puede que me equivoque, pero si vas a trabajar en un colegio privado: no te enamores del diseño curricular y las leyes. Si a los colegios les importa realmente el inglés, el indicador de “excelencia” son los exámenes internacionales y, sobretodo, los ejercicios gramaticales mecánicos.

Respecto a la libertad de expresión en sí, me quiero referir a las opiniones personales de los docentes. Esas que no tienen directamente que ver con su trabajo (o sí). Hay escuelas y escuelas, y puede que te sientas mejor en un tipo de gestión o en la otra. Sin embargo, también hay bastantes historias que pueden ilustrar cómo tus opiniones te pueden dejar sin trabajo.

Si bien es cierto que la relación con tus colegas y directivos no depende de si estás trabajando en una escuela de gestión estatal o privada, lo cierto es que si a los directivos de un colegio privado no les gusta tu ideología, tenés todos los números para que te den un besito en la frente y te digan “chau”. En las escuelas estatales el mecanismo de contratación es menos subjetivo porque es, o debería ser, igual para todos. No te contratan por tu cara y tampoco te pueden echar por cualquier pavada.

Los docentes que trabajan en escuelas privadas muchas veces guardan sus opiniones por miedo a que esto influya negativamente en su imagen. Siempre está el miedo de que a algún directivo o padre no le guste lo que decís y eso termine en despido. Tal vez a muchos les parezca un dato menor, pero si tenemos en cuenta el estrés que se maneja en la docencia en general, agregarle esta tensión me parece innecesario.

Además es un miedo bien fundado. Tal vez tenga que contarles algunas anécdotas mías y de otras personas para ilustrar este punto. La mayoría tienen un tinte religioso porque, efectivamente, la iglesia católica suele ser la dueña de muchas de las escuelas privadas.

Ejemplo abundan.

Un tirón de orejas porque la dejaste disfrazarse de Spiderman a una nena y ¡es nena! No la confundas, Spiderman es un hombre.

Comentario en sala de profesores sobre una colega que pidió un remis para ir a trabajar un día de paro total de transporte porque el colegio pedía que no falten: ¡Qué zurda! Y vos pensando: “Mejor no hablo.”

No ir a marchas en contra del aborto o el matrimonio homosexual y enfatizarle a un adolescente que si va a tener sexo, tiene que usar preservativo para prevenir enfermedades: despedido por “reestructuración”.

“Si tenés opiniones, guardátelas para vos. Ejemplo: tema aborto.” Obviamente los niños preguntan cuál es tu opinión. A mí me han preguntado y me incomodó. Primero porque no tenía nada que ver con lo que había planificado jajaja (obse), pero segundo y principal porque no sabía si emitir opinión me iba a traer problemas en el colegio. Me han contado de primera mano: Hay gente que ha mentido respecto a su posición para no tener problemas con los padres de sus alumnos.

Olvidate de hacer paro. Por algo los salarios de docente privados están mucho más atrasados que los de escuelas estatales. Los extracurriculares están cobrando hasta la mitad que sus pares de materias “oficiales” como si trabajaran la mitad. Y lo peor es que sabemos que muchas veces hasta trabajan más porque dictan justamente las materias con las que los colegios se promocionan con los padres.

Y para finalizar la pequeña muestra, les cuento algo que me pasó a mí: me preguntaron si está bien que un chico y un chico estén juntos, o que una chica y una chica sean novias. Me odié mucho por censurarme y ya no quiero quedarme callada. Porque obvio que está bien. Aguante el amor. *arcoiris* Además hay leyes que me amparan… pero si no vas con el ideario del colegio, olvidate de tu trabajo.

A ver, seas pañuelo verde o celeste: en la escuela de gestión estatal no te van a contratar o dejar de contratar por esto. Tus derechos laborales no cambian si estás casada o soltera, si tenés o no hijos, si vivís con tus padres o en una casa con 40 tipos. Esas cosas no importan, lo que importa es tu título y que no mates a nadie, básicamente. El sistema de contratación está ideado para que trabajen las personas más idóneas.

En conclusión: en el Estado podés dejar de preocuparte por perder tu trabajo y ocuparte en dar mejores clases.

Una sociedad más justa e integrada

Hay algo en lo que la escuela privada no le puede ganar a la estatal: el potencial de ser igualadora de oportunidades y de integrar a la sociedad. Y no, una beca a alguien de menores recursos no es suficiente para igualar oportunidades. Con el sistema privado, se fragmenta más fácil la sociedad en: católicos y judíos, progres y conservadores, ricos y pobres. En lo personal, me parece horrendo. En la escuela estatal las personas pueden establecer relación con personas de otras trayectorias diferentes, y eso para mí tiene un valor enorme.

Por esta razón y otras, hay familias que, pudiendo pagar una cuota de un colegio privado, eligen enviar a sus hijos a escuelas de gestión estatal. No obstante, la escuela de gestión estatal suele ser a la que van los alumnos de menores recursos porque no hay que pagar una cuota. Por eso algunos sectores hablan de “caer” en la escuela pública, porque no se la elige, sino que es la única opción que tienen muchos.

Entonces la suerte escolar de los sectores de menores recursos depende de la calidad de las escuelas de gestión estatal. Y lo que es peor, los niños de distintos sectores sociales no se encuentran ni interactúan como pares porque los padres que tienen más recursos económicos suelen mandar a sus hijos a escuelas privadas porque, según el saber popular, tienen mejor nivel.

Muchos docentes de colegios privados dicen apoyar los paros, pero no paran porque “no pueden”. Saben que siempre habrá un reemplazo. Sin embargo, hay algo que quiero remarcar: Los colegios privados se promocionan con las horas extra que le ofrecen a los padres. Una de las razones por las cuales los padres eligen tal o cual escuela es por tener inglés, por ejemplo. Si lo pensamos, somos la razón por la cual los padres eligen ese colegio y no otro. Estaría bueno que tomemos dimensión del valor que le aportamos a la sociedad.

Muchos docentes dicen apoyar la escuela pública, pero trabajan en colegios privados. ¿Tienen idea de cuántos cursos sin cubrir hay en el estado? Eso significa chicos sin clases. Y cuando tienen clases, ¿cuántos tienen docentes con prueba de idoneidad aprobada, o con título habilitante? Es mejor que alguien con conocimiento de inglés dé clases a que no haya clases. Es mejor que un traductor dé clases a que no haya clases, pero ¿cuánto mejor es que las clases las dé un docente de formación?

Si queremos que haya más integración en nuestra sociedad, hay que atraer a la clase media otra vez a las escuelas de gestión estatal. Se hace muy difícil cuando muchos docentes bien formados eligen trabajar en escuelas privadas. Sí, estás eligiendo. Yo entiendo que existen muchísimas limitaciones, pero estás eligiendo. Estás eligiendo seguir con el status quo de sociedad injusta y desigual, mientras la retribución por tu trabajo es y será menor.

Si creés que un mundo mejor a través de la educación es posible, ¿qué estás esperando para ejercer la docencia en el sector estatal? Si la mayoría elegimos ir al sector estatal, damos vuelta la tortilla.

“Ok, pero este año no. Lo dejo para más adelante.”

No, no te conviene hacer eso. Y te explico por qué. Hay dos razones importantes:

  1. La jubilación. Lo ideal es que aportes como docente 25 años. Y no, si tenés un trabajo en un instituto de idiomas o das clases en colegios privados con horas extracurriculares/extraprogramáticas, no sirve. No importa que te hayas matado trabajando y dado el 100%.
  2. “Pero no puedo tomar ningún cargo ahora porque no tengo disponibilidad horaria.” Cuando uno se anota en el estado, se anota, no se postula. ¿Qué quiero decir con esto? Que si te anotás, vas a pasar a ser parte del listado para poder tomar cargos, pero no es obligatorio tomar cargo si estás anotado y no existe ninguna penalidad.

Si te anotás este año, puede que no puedas ir a un acto público este año. Tal vez tengas que esperar uno o dos años antes de aparecer en los listados y poder ir a un acto público.

“Ah, bueno, si no voy a estar en esta lista, ¿para qué me anoto? Para estar en la lista en el futuro. Aunque este año no quieras trabajar en el estado, tal vez quieras hacerlo el año que viene, o el siguiente. Tenés que anotarte todos los años, si no lo hacés, va a haber años en los que NO puedas tomar cargo. Y además, aunque tarden en hacer los listados, si te anotás y quedan cargos remanentes, después podés ir a la escuela y postularte.

Espero haberte convencido y que te anotes. Dale, aprovechá el finde y prepará todo.

(No tuve mucho tiempo de editar y no me convence este artículo. Yo también trabajé en colegios privados y los niños son lindos en todos lados, pero hay que ver la foto completa. La idea de este artículo es que te anotes al Estado de una buena vez. También podés anotarte en provincia. Averiguá cómo anotarte cerca de donde vivís y hacelo. Lo que te quiero mostrar es que no sólo te beneficia a vos, sino también a la sociedad en su conjunto.)

→ Sé que muchos docentes de idiomas trabajan en privadas. ¿Querés compartir tu experiencia? Podés enviarme tu testimonio anónimo (o si querés, firmado). Me gustaría empezar una sección similar a “The Secret Teacher” de The Guardian. Ahí los docentes envían columnas anónimas. Si trabajás en escuelas estatales, también me podés enviar tu testimonio. La idea es que compartamos lo que pasa realmente en las escuelas para que podamos reflexionar como gremio docente y como sociedad.

Invitame un café en cafecito.app 

Fuentes:

Agustina

Estudiante del profesorado en inglés para la enseñanza en el Nivel Medio y Superior en el I.E.S. en Lenguas Vivas "Juan Ramón Fernández".
Suplente en escuela primaria plurilingüe (GCBA).
Dictado de clases de inglés por videoconferencia a través de Zoom.
Mi Telegram es @clasesdeinglesonline y mi mail: alaporta@altiora.com.ar

https://t.me/clasesdeinglesonline
Back To Top